Google+ Followers

segunda-feira, 22 de maio de 2017

Eco




Escucho la canción que tú cantas y nadie más oye
Y el estertor de tu corazón que a los demás parece vivo
Oigo el grito de socorro de tus labios en sonrisa
Y el llanto seco donde tu alma naufraga
Oigo, en el mismo eco que nos aleja


Maria Assis